Lic. Comunicación Social Mención Periodismo

Padre Roberto Martínez de los Santos

Cuando los hechos se basan en mentiras es imposible seguir un discurso coherente. Desde los inicios de los diálogos con la Empresa Minera Barrick Pueblo Viejo, hemos venido diciendo que no han podido ser coherentes en su discurso y, por tanto, ya nada es creíble en ellos y mucho menos su famoso discurso de desarrollo para la Provincia Monte Plata.

El pasado sábado 05 de junio la comunidad de la cuaba de Peralvillo detuvo un Furgón que era transportado a la comunidad de la Gina, el cual sería utilizado supuestamente como Destacamento Policial en esa comunidad rural.

Anuncio

Para los comunitarios no se trataba de un destacamento, sino de futuras oficinas que serían utilizadas por la Barrick Gold en el desarrollo de sus trabajos para la Implementación de la Presa de Colas en Cuance.

¿A quién se le cree? ¿Oficinas o Destacamento?

Ya hace meses, se sabe de fuentes oficiales y muy cercanas a la Empresa, que la Barrick tiene dentro de sus planes colocar tres oficinas: una en la Gina, otra en el Siete y otra en Cuance, las cuales serían custodiadas por las fuerzas del orden.

Al estar las comunidades totalmente en contra de Barrick y su Expansión en Monte Plata, han usado el apoyo de la policía y esto explica la propuesta de colocar el Furgón en el terreno donde actualmente funciona el destacamento de la Gina, que realmente está en muy mala condición. La idea de que el Furgón se utilizaría como destacamento Policial es un cuento que nadie se lo creyó, sino que la intención es usar esa carnada y luego sería oficinas.

Nuevamente se reunió una comunidad eufórica y desesperada en fracciones de minutos para impedir el pase del camión.

Los propios campesinos nos dan las siguientes explicaciones: El furgón que llevaban es color amarillo, con franjas, con aire acondicionado, con oficinas, y con las mismas características de los utilizados por la Barrick.

No se trataba de un Destacamento, nunca tanto. Si en verdad le construyeran el cuartel a la policía en la Gina, el Furgón quedaría en la zona como oficinas para la Barrick, concluyen.

Los comunitarios recuerdan, además, todas las luchas que han tenido que hacer, para lograr que se les construyan los cuarteles que existen en la zona y ahora les parece tan raro que, sin solicitar el alojamiento policial, se les regale uno del color de los que utiliza Barrick y que luego de haberlo devuelto a Yamasá, lo pintaran de los colores de la policía ¿De dónde lo traían?.

Observamos que existe un contubernio entre Policía Nacional y Barrick Gold en una situación conflictuada como esta, donde el servicio de los agentes está para garantizar que la Barrick instale la Presa de Colas en un Paraíso Natural como lo es el valle Cuance, encima de dos de las principales cuencas hidrográficas del Río Ozama.

Se Vocifera en las calles; ¡en Yamasá y Peralvillo la policía está para servir a la Barrick no a los ciudadanos!

La Barrick ha publicado por todas partes que la población está de acuerdo con su proyecto y que dos o tres están en contra porque no les interesa el desarrollo de este pueblo. Desarrollo que no se observa en Cotuí, cuyos moradores se quejan porque la mayor parte de sus empleados ahora los están contratando desde Peralvillo y Yamasá.

Se ha acudido a las mas altas instancias, incluso diplomáticas, para forzar un diálogo infructuoso con la Iglesia y la comunidad, mientras se dialoga en oficinas se traman otras jugadas para engañar a la población. De hecho, ya se ha dialogado bastante.

No nos cansamos de pedirle al pueblo que luchemos por las aguas del Río Ozama, por la naturaleza y el Medio Ambiente, bajo la consigna de ¡No a la violencia! De hecho, por esta razón, no han pasado hechos lamentables ante tantas provocaciones a estas personas que antes vivían con tanta paz en sus tierras verdes y fructíferas.

Pero pedimos también a las autoridades de la Policía ponerse del lado de las comunidades y especialmente de los más desprotegidos. De lo contrario, sería la misma entidad del orden quien actúe a favor del desorden.

El compadreo entre policías, autoridades políticas y la Barrick en contra de las comunidades, puede desembocar en hechos lamentables para nuestra gente. Pedimos a Dios por esta situación.

Anuncio

Deja un comentario